Retail sustentable: rumbo a una cultura de sostenibilidad

Retail sustentable: rumbo a una cultura de sostenibilidad

El retail sustentable es una tendencia de auge creciente y cada vez son más las empresas que buscan brindar soluciones verdes para el consumidor.

Retail sustentable: rumbo a una cultura de sostenibilidad

Generar soluciones en sustentabilidad nunca había sido tan importante para las empresas. Lejos de convertirse en observadores pasivos, los compradores han cambiado sus hábitos de consumo y al mismo tiempo han exigido a las empresas generar acciones de retail sustentable para cuidar al planeta. 

No se trata de un compromiso individual. Los desarrollos que promueven sustentabilidad generan cada vez más oportunidades de negocios, prueba de esto son las numerosas “startups” que cuentan con el apoyo de consumidores preocupados por el medio ambiente. 

Reciclar: clave del juego para las startups

Los expertos están de acuerdo en que las tendencias en auge continuarán en la línea del consumo sustentable. Las tres R: reducir, reciclar y reutilizar, siguen siendo clave para generar productos y soluciones que mantengan contacto con los compradores.  

A final de cuentas, no se trata de una tendencia pasajera, sino de un compromiso real, especialmente por parte de las nuevas generaciones, por involucrarse con el cuidado del medio ambiente y con el consumo responsable. 

Las empresas que sean capaces de sumar esfuerzos y brindar las soluciones sostenibles podrán crecer junto con los buyers del futuro. Ejemplos de éxito sustentable han sido la empresa aragonesa Fletwood, startup que transforma residuos vegetales agrícolas en materiales industriales ecológicos o las bolsas flexibles y 100% compostables de la startup israelí TIPA Corp

Servicios verdaderamente ecológicos 

Frente al auge de las nuevas tendencias, empresas y proveedores de servicios deben tomar en cuenta que para que un producto se considere 100% sustentable debe contar con la mayoría de las siguientes características:  

-Haber sido fabricado de forma sostenible
-No utilizar materiales tóxicos ni sustancias que afecten la capa de ozono
-Haber sido producido a partir de materiales reciclados y/o ser de fácil reciclaje
-Estar hecho de materiales renovables 
-Moderación en el uso de embalajes

Cada vez son más las grandes empresas que se suman a las tendencias de Economía Circular. El reto es claro: evolucionar junto con el consumidor comprometido o quedar atrás en la carrera por un mundo sustentable. 

Fuente: Marco MKT. 

Ir a versión Web