Omnicanal: transformación desde la fábrica hasta la venta

Omnicanal: transformación desde la fábrica hasta la venta

La omnicanalidad ha modificado la forma en que las empresas venden sus productos y/o servicios, así como la manera en que se conectan e interactúan con sus clientes.

Omnicanal: transformación desde la fábrica hasta la venta

Los fabricantes también se benefician del enfoque omnicanal porque les permite tener una retroalimentación directa del producto. 

Sin embargo, para experimentar el alcance primero deberán integrar esta nueva visión con la estrategia general del negocio, reestructurar la cadena de suministro y desarrollar capacidades avanzadas de analítica de datos

Ahora que los consumidores esperan navegar, comprar y devolver productos mediante una variedad de canales, la cadena de suministro tiene que ir más allá de la tienda minorista, es decir, hasta el hogar del consumidor y los puntos de recolección exclusivos, lo que requiere visibilidad del inventario en tiempo real. 

De acuerdo con la encuesta Reingeniería de la Cadena de Suministro para la Omnicanalidad del mañana, realizada por EY en colaboración con The Consumer Good Forum Supply Chain, 81% de los encuestados cree que su cadena de suministro no es apta para la omnicanalidad, 76% considera necesario rediseñarla para tener éxito y 97% señala que es importante tener una estrategia para este nuevo esquema de negocios.

Es en este punto en el que la tecnología juega un rol muy relevante, por lo que es muy importante elegir correctamente a los socios de negocio que sepan cómo hacer de la omnicanalidad una realidad.

Además, es necesario que tengan experiencia en manejo de big data para analizar la información que les está llegando de los clientes.

A medida que los fabricantes transformen sus estructuras, procesos y sistemas tecnológicos para soportar una estrategia omnicanal, alcanzarán mejores niveles de eficiencia operacional, mayor satisfacción y relaciones más estrechas con el cliente.

El cliente en el entorno omnicanal:

Es un consumidor informado que usa la tecnología y que tiene nuevos hábitos de consumo. 

Investiga en internet sobre los artículos y/o servicios que desea adquirir. 

Obtiene información a través de recomendaciones de amigos de sus redes sociales.

Revisa opiniones y experiencias de otros usuarios publicadas en sitios web y blogs. 

Tiene múltiples canales de contacto (punto de venta, call center, marketplaces, aplicaciones móviles, etc.) para comprar sus mercancías.

*Director de Arquitectura Empresarial en Oracle de México. / luis.arias.m@oracle.com
Ir a versión Web