Implementa La Comer estrategias para una mejor última milla

Implementa La Comer estrategias para una mejor última milla

Un mejor pickeo, aplicación de tecnología y el análisis de las curvas de ventas son algunas de las tácticas que esta empresa ha implementado en sus tiendas.

Implementa La Comer estrategias para una mejor última milla

Cubrir el último tramo de entrega de la mercancía, en tiempo y con la calidad que el cliente lo requiere, es un reto clave para La Comer, el cual debe cumplir todos los días y no únicamente los “Miércoles de Plaza”.

Andrés Ehrly, Director de Mercadotecnia de La Comer, señaló que desde que se hace la selección de los productos en la tienda buscan brindar calidad y eficiencia en tiempo de acuerdo con los requerimientos de los clientes. No obstante, reconoció que les cuesta trabajo la última milla porque tienen la necesidad de contar con gente que haga y lleve el servicio, pero sobre todo haya disponibilidad de transporte.

“Es difícil decir que voy a tener 10 automóviles parados esperando a que tenga mis pedidos, tiene que ser más ocasional, eso te genera retrasos en este proceso… ésa parte sí nos está costando trabajo porque es un recurso externo que no controlamos”, expresó el directivo en entrevista en el marco de la 2ª edición del Retail Day 2018, organizado por Deloitte y GS1 México.

El ejecutivo indicó que para contrarrestar este problema han rediseñado su estrategia. Primero educan al picker para que se familiarice con la tienda y le dan los recursos digitales para identificar la mercancía de forma más rápida. Después estudian las curvas de venta para ver en qué momento pueden pactar o reservar cierto transporte. 

“Siempre te va a sorprender la curva de la demanda, aunque tiene sus picos, estamos analizando nuestros datos y validando curvas de venta para estar mejor preparados”, expuso.

Respecto al uso de inteligencia artificial en México, así como de otras tecnologías que actualmente las utilizan retailers mundiales, Andrés Ehrly precisó que su aplicación es muy deseable en un contexto en donde los procesos digitales están creciendo abrumadoramente y están fortaleciéndose.

Sin embargo, subrayó que La Comer prioriza entre las necesidades de su formato de retail y se guía por el “we must have”, define procesos, evalúa, analiza y da prioridad a lo que realmente urge.

En un plazo de cinco años, La Comer planea tener 110 tiendas en todo el país. Y aunque este objetivo trazado aún se vislumbra lejano, está consciente de que su crecimiento será orgánico. “Es un tema que depende de disponibilidad, de que la logística te apoye… es una visión a largo plazo que se irá cumpliendo y que dependerá de muchos factores. Puede cambiar la mezcla, si hoy somos 50% con La Comer; 20% City Market; 20% Fresco; y 10% Sumesa, es probable que esa mezcla cambie en cinco años y la cifra de 50% pase a 40”, explicó Andrés Ehrly.

Ir a versión Web