Comex: la robotización de su ADN manufacturero

Comex: la robotización de su ADN manufacturero

Esta empresa, que cumple 65 años e inició su negocio como una ferretera, adoptará el próximo año algún brazo robótico en su área de envasado en su planta de Tepotzotlán, Estado de México, en donde produce más de un millón de pintura al día. La flexibilidad y las sinergias en la cadena de suministro son fundamentales en esta compañía, que podría incursionar en el sector de e-commerce.

Comex: la robotización de su ADN manufacturero

El área de envasado es el ADN de la fabricación de Comex en su planta de manufactura, ubicada en Tepotzotlán, Estado de México. Y como elemento clave para el desarrollo y crecimiento de la compañía, se busca robotizarla el próximo año, lo cual impactará en el modelo de negocios de la corporación que inició como una ferretera y que este mes cumple 65 años.

De acuerdo con Ariadna Rossainzz, Directora de la planta de Manufactura de Comex —la cual es la más automatizada de las cinco que integran el grupo y cuya fabricación principal son los recubrimientos arquitectónicos— incursionar con algún brazo robótico o de otro tipo será un buen lanzamiento para la empresa.

“Entraremos en una buena parte en envasado, ya tenemos toda la automatización, no se ve, pero  toda la parte de tuberías son válvulas que abren y cierran, en envasado puedes ir generando la automatización. La parte de recubrimiento está al 80% automatizado y  buscamos llegar al 90% porque hasta donde da la parte de procesos, siempre hay un límite y hay que buscar la interacción con la parte de talento”, expresó Rossainzz.

De esta planta manufacturera —donde se producen más de un millón de litros de pintura al día— se envían productos a los nueve centros de distribución de Comex en estados como Chihuahua, Mérida, Villahermosa, Minatitlán y Ciudad de México, entre otros; y de ahí se exporta a territorios de Latinoamérica y Centroamérica.

“El corazón de México lo pintamos nosotros porque la mayoría de esos productos se quedan aquí. Sí tenemos una parte de exportación, es apenas del 20%, ya que no es el core de nuestra venta. El 80% de la venta de los recubrimientos arquitectónicos que produce Comex sale de esta planta y su producto fuerte es el blanco y las bases”, explicó la Directora de la planta.

Aunque esta planta no envía producto directo al cliente final, la importancia de tener tiempos de entrega es fundamental y la fórmula para cumplirlos es la flexibilidad. En esta nave se trabaja en temporada alta de lunes a domingo y en menos de ocho horas se puede hacer un cambio de producción. Todo ello es gracias al soporte de los concesionarios, cuyo número asciende a más de 650.

La eficiencia logística de Comex se basa en lograr la sinergia de la cadena de suministro en la parte operativa para que la materia prima llegue en tiempo y forma, y de ahí proceder a su fabricación de acuerdo a la demanda. La materia prima sólo cuenta con dos días de inventarios.

El tipo de producción que sacan de esta planta varía dependiendo de la estación o del peak season (temporada alta) en la que se encuentre la empresa. “Cuando estamos en un regalón-regalitro, el 90% tiene que irse a cubeta y el 10% a presentaciones pequeñas, las promociones que hacemos están en función de regalón-regalitro, por una cubeta vamos a dar el galón. En impermeabilizantes es lo que más se vende, somos proveedores internos de la cubeta y tenemos otra planta donde se fabrica la cubeta, tenemos que garantizar todo el proceso”, detalló Ariadna Rossainzz.

Desde que se creó el layout de la planta se pensó en los tiempos de respuesta que demanda el cliente, así como en el tipo de tecnologías que han ido integrando para llegar a un dominio de los procesos y a una operación automatizada, en donde se combine el talento y la ergonomía de las instalaciones.

En esta planta no se tienen inventarios de producción, ya que se privilegia ese espacio para la parte de materia prima. “Cuando tienes planta hermanas, no sólo piensas en ti (como planta) y en el proveedor, sino en las demás plantas…nos representa  tener una agilidad en el tiempo de respuesta y, por lo tanto, estar al pendiente de qué quiere el cliente. Mi plan que está saliendo hoy es lo más importante porque es lo que se está vendiendo”, detalló Rossainzz.

Un elemento relevante de esta planta manufacturera es el desarrollo de sus proveedores, con quienes trabaja en conjunto para garantizar el flujo operativo; cuenta con una parte importante de proveedores mexicanos.

Esta planta de Comex fue seleccionada por sus tiempos y calidad para abastecer a la industria automotriz, en donde desde hace dos años incursiona en este tipo de producto para proveer a General Motors.

En un futuro cercano, Comex no descarta también su participación en el mercado de comercio electrónico en México, en el que, a través de sus centros de distribución, la empresa estará más conectada.

Comex cuenta con más de 4 mil 500 tiendas y atiende principalmente a tres grupos de clientes: amas de casa; oficios (el cual representa su mayor volumen de ventas; y los profesionales (arquitectos, ingenieros, contratistas, etc.). E invierte anualmente más del 3% de sus ventas en investigación y desarrollo en México.

*Editora de Contenidos de Énfasis Logística. / @RosySalas_A20
Ir a versión Web