Equipamiento para almacenes de primer nivel

Equipamiento para almacenes de primer nivel

McKinsey prevé que para el 2030 se eliminarán 800 millones de empleos debido a la llegada de más soluciones tecnológicas. No obstante, algunas compañías perciben que tanto el sector de manufactura como los de transporte y logística aumentarán su productividad con la automatización y siempre será necesaria la mano de obra.

Equipamiento para almacenes de primer nivel

Hacia la automatización en México
Los fabricantes de equipo trabajan no sólo en la combinación de tecnologías, la ergonomía y la automatización de los almacenes, sino también en estrategias llave en mano y personalizadas.

De acuerdo con Gustavo Gómez, Director Delegación CDMX de Mecalux México, las tendencias del comprador final en el mundo hacia un nivel de servicio personalizado, han provocado que mercados como el mexicano adopten tecnologías que permitan tener agilidad y el control necesario para alcanzar dichos estándares, y, sobre todo, contar con más aplicaciones y cubrir las necesidades del cliente.

Específicamente en la parte del almacén, el impulso ofrecido por las computadoras móviles y los escáneres garantizan la actualización y disponibilidad del inventario para el personal, y las más recientes versiones de estos dispositivos permiten el escaneo de códigos de barras con una distancia de hasta 22 metros, asegurando que el tiempo del operario, así como su energía, se empleé de mejor manera, permitiendo que éste pueda realizar más tareas en otras áreas del almacén, señala Zebra Technologies.

Los ingresos del almacenamiento, junto con el sector de transporte y el correo, incrementaron 1.84% durante el periodo noviembre-diciembre 2017 y presentaron un incremento del 6% anual, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Robótica
Además del sector manufacturero, la robótica también ha permeado a otras áreas de la logística incluido el almacén. De acuerdo con Boston Consulting Group (BCG), se prevé que el mercado de la robótica a nivel mundial alcanzará los 87 mil millones de dólares para 2025. La variedad de tareas y situaciones en las que los robots pueden funcionar es una de las razones por las cuales están revolucionando la realidad de las industrias.

Desde el punto de vista de Mauricio Pascacio, Gerente de Ventas y Mercadotecnia de Estral, el predominio de los robots aún es muy limitado en la mayor parte de los sectores industriales y de logística en México. Sólo aquellas empresas con grandes volúmenes de manejo de mercancía, las automotrices o las de tecnología consideran el uso de la robótica o los AGVs (automated guided vehicles) en almacenes.

Si la empresa es nueva en México —especifica Pascacio— y el diseño proviene de Estados Unidos, Europa o Japón, posiblemente se haga la solicitud de robots. No obstante, al hacer un estudio de retorno de inversión se descarta, ya que no es tan competitivo comparado con la mano de obra.

Gerardo Peregrina, Director of Consulting & Warehousing Automation de gieicom, coincide en que la adopción no ha sido tan rápida porque el costo directo de la mano de obra continua siendo baja comparado con los costos directos de la inversión. 

Y documenta que en el surtido de órdenes actualmente existen robots colaborativos que tienen la capacidad de coexistir y compartir las operaciones cotidianas con seres humanos para ayudar en labores repetitivas, tediosas y/o de alto volumen o bien en alturas que de otra manera demandarían mayores recursos e implicaría mayor riesgo para el ser humano, explica.

Al respecto, Brenda Vázquez de Sales, Asesor de Ventas de Montacargas del Valle de México, comenta que ha sido notorio el crecimiento de sistemas automatizados en territorio mexicano, pero considera que no todas las empresas están en condiciones de su adopción debido a los costos. Sin embargo, indica que es importante que se visualice el potencial crecimiento de diversas industrias y la demanda y exigencia que habrá cada vez más respecto a la calidad, costos y entrega de productos y servicios.

El equipo de andlogistics refiere que tanto la automatización como la robótica están desplazando al hombre en los almacenes y en los centros de distribución. Y cita a la Organización Mundial de Comercio (OMC), quien sitúa a México en el cuarto lugar en importación de robots.

AGVs
Respecto a los AGVs, el directivo de gieicom opina que su uso, pese a no ser una tecnología novedosa, se han incrementado y seguirán al alza debido a que sus requerimientos de operación no son tan especiales, pues su sistema de navegación puede ser a través de láser o de lectura óptica, además de integrar ya la parte digital.

El hecho de que los AGVs trabajen con conceptos de internet de las cosas “los hace muy dinámicos, eficientes y flexibles para todo tipo de aplicaciones, por lo que cada vez se utilizan más en las operaciones logísticas... son también un aliado indiscutible en todas las operaciones de e-commerce, donde logran convivir de manera colaborativa con otra serie de personas y operaciones de manera natural, apoyando en operaciones de surtido y transportación de órdenes en largas distancias con una amplia cantidad de SKUs”, señala esa empresa.

Mientras que René Salcedo Director de Ventas de Stocklin, complementa que cada vez es más frecuente la implementación de sistemas automatizados, con uso de equipos AS/RS, conveyors, AGVs, miniloads, sistemas de picking y sorters.

¿Cómo revertir la baja automatización en almacenes?
Desde la visión de Mauricio Pascacio, en México es difícil convencer al cliente en hacer automatizaciones para el manejo de almacenes o de la logística, pues éste prefiere invertir en transporte o producción debido a que no existen mayores complicaciones en el manejo de materiales con una mano de obra barata. Además, los costos de la automatización y su mantenimiento son en moneda extranjera y con la devaluación del peso, la oferta no es atractiva, abunda el directivo.

Pese a este panorama, Gerardo Peregrina considera que el mercado por sí mismo está presionando y lo hará cada vez más, ya que asegura que nactualmente se compite con un mayor número de empresas sin importar el lugar geográfico y es la digitalización de la economía la que ha cerrado muchas brechas y ha dado pie a la formación de nuevas empresas competidoras. 

En ese sentido, la “automatización se convierte en herramienta indiscutible para garantizar una operación precisa, rentable y capaz de cumplir la oferta de valor que dirigimos al mercado”, apunta.

Las empresas proveedoras de equipamiento para almacenaje recomiendan automatizar para el control y mejora de sus procesos. “Ya que en México el factor de costo de la mano de obra no es tan relevante, hoy en día la competencia está en dar un servicio rápido, personalizado y de calidad al cliente final”, expresa Gustavo Gómez.

No obstante, pese a los beneficios que otorga la automatización, Luis Alberto Posadas, Gerente de Cuentas Globales de Mommat, aconseja no migrar a la automatización si la operación logística del cliente tiene mejoras por hacer. 

Por su parte Stocklin, recomienda además hacer un estudio comparativo entre una solución manual versus un automatizado. Al respecto, adnlogistics complementa: “Estamos reinventando un México de cambios donde la digitalización es parte fundamental del día a día, esto nos obliga como compañía a mejorar y la única manera es invirtiendo”.

¿Cómo incentivar la inversión en almacenes automatizados?
Para incentivar el equipamiento y la automatización en el área de almacenes, empresas como Estral se enfocan, en primer lugar, en soluciones automáticas de menor costo o de crecimiento gradual. Su objetivo es ofrecer proyectos llave en mano con fases de crecimiento: se ofrece el producto y posteriormente se van integrando soluciones de control y automatización, de acuerdo con los volúmenes de manejo de materiales y almacenamiento.

La personalización es también un elemento para incentivar la transición hacia un mayor equipamiento. La compañía gieicom considera importante dar soluciones turn-key, es decir, que abarcan desde su diseño mediante estudios de variables operativas como días de almacenamiento, rotaciones de productos (alta, media, baja) productividades de las zonas de surtido, entre otras. Además de expectativas de crecimiento, realización de layouts, selección de tecnologías específicas por la implementación hasta la puesta en marcha y su posterior soporte.

“Al ser diseñada a media una solución con lleva por naturaleza el deseo y/o necesidad intrínsecos de cada cliente para hacer una transición hacia un proceso automatizado”, refiere Gerardo Peregrina.

En ese sentido, desde la óptica de René Salcedo, al cliente se le deben mostrar las ventajas de la automatización a través de estudios de ingeniería básica. Otras empresas como Mommat recomiendan equipos automatizados y semi automatizados sólo si sus clientes prevén un retorno de inversión y un beneficio operativo. 

Otras empresas como andlogistics sugieren incluir la consultoría y las mejores prácticas que hacen el AS-IS y el TO-BE para la innovación empresarial proporcionando proyectos llave en mano para buscar posicionamiento y un mejor reconocimiento empresarial.

* Consulte el artículo completo en la edición de portada de Énfasis Logística de Julio-Agosto 2018. 

Ir a versión Web